¿Votar o no votar? Ratcliffe_Highway_murders_-_funeral_of_the_Marr_family

Publicado en Miércoles 29 abril, 2015 | por Alberto Espinosa

12

Conciencia de malos ciudadanos

“Hay miles de personas que se oponen a la esclavitud y la guerra, pero sin embargo no hacen nada para terminarlas; hay quienes (…) se sientan con las manos en los bolsillos, y dicen que no saben qué hacer, y no hacen nada; (…) y leen muy calmados las cotizaciones junto con los últimos informes sobre Méjico, después de la cena, y hasta se quedan dormidos sobre ellos.”

Henry David Thoureau, Desobediencia civil

 

En su “Advertencia de un hombre morbosamente virtuoso” cita Thomas de Quincey al filósofo latino cristiano Lactancio: “(…) si basta ser espectador para compartir la culpa de quien perpetra el crimen, resulta innegable que, en los crímenes del anfiteatro, la mano que descarga el golpe mortal no está más empapada de sangre que la de quien contempla el espectáculo, ni tampoco está exento de la sangre quien permite que se derrame (…)”. Para de Quincey los seres humanos encuentran lo sublime también en la violencia; imagina un grupo de aficionados a discutir la belleza en los asesinatos, por medio de los cuales se permite oscilar entre el disfrute y la censura de los crímenes. Lactancio, por su parte, es mucho más severo en sus juicios sobre la moral pública.

Me pregunto qué pensarían aquellos aficionados si vivieran en México hoy, donde los medios de comunicación dan cuenta reiterada, instantánea y hasta audiovisual de los sucesos de narcoviolencia¹ que se han vuelto correlato y contorno inexorable de nuestra cotidianeidad (con el riesgo, siempre latente, de que irrumpan en ella como ha ocurrido a cientos de miles de personas). Seguramente, por abundante y regular, la violencia mexicana habría aburrido a los aficionados del ensayista inglés. Mientras que para nosotros ya resulta natural; no es que seamos tan cínicos como éstos, es que no nos podemos escandalizar todos los días.

Lo cierto es que este superávit de información no fluye sin motivo: se encuentra ideal y teleológicamente circunscrito al relato de que somos ciudadanos de un país democrático y en consecuencia, transformable. No obstante, que me entere yo y el resto de los ciudadanos no lleva a procesos judiciales ni a alguna otra forma de justicia. De modo que termino por sentirme espectador de algo más atroz –cuantitativa y algunas veces cualitativamente– que el circo romano que horrorizara a Lactancio. Informarse se me presenta como un acto banal; que provee para opinar y discutir en una sobremesa como dandi victoriano o analista de programa televisivo que especula con regodeo fetichista sobre el engranaje político y su relación con el narcotráfico, acaso en un artículo de opinión el cual, ante el sentimiento de impotencia, se desmorona en el absurdo.

Aun así, en algún momento oscilo del acatamiento rutinario hacia la turbación, acepto el relato democrático y busco alternativas para dejar de ser el espectador. Entonces salgo de mi casa a protestar y dar cuerpo a eso que llamamos sociedad civil. Las marchas tienen un efecto catártico, de empoderamiento ciudadano. Ahí, entre tantísimos otros, uno siente que puede detener la catástrofe a través de la palabra transformada en acción y premonición. Aquí se ve que Peña Nieto presidente no va a ser… y en ese momento no lo dudábamos. El efecto tropieza donde la marcha afecta a los ciudadanos que no se están manifestando. Ellos presentan un modelo de mejor ciudadanía: de hormigas laboriosas que contribuyen al cabal funcionamiento del sistema, para quienes el que marcha es un ciudadano paria que obstruye sus actividades –aunque sólo sepan del bloqueo por las noticias– y en última instancia al desarrollo y la estabilidad –aunque ya no se sepa que quiere decir eso, sólo que debe, ante todo, perdurar– de la nación. Para ellos nada justifica el caos cuando es perpetrado por otros ciudadanos. Mientras que la preservación del orden sí que el Estado, avalado por estos mejores ciudadanos, intervenga y reprima a toletazos, detenciones arbitrarias y acciones de infiltrados torpemente fraguadas. Luego, que opere un procedimiento de esterilización: el presidente sale a reconocer el valor cívico de esos buenos ciudadanos que se manifestaron –siempre en pretérito– de forma ordenada, se congratula de gobernar un país donde la gente puede salir a manifestarse, censura a los malos ciudadanos que lo hicieron de manera violenta, se apropia del discurso de los inconformes –él también es Ayotzinapa, él también quiere que haya paz y justicia– y a los pocos días utiliza la imagen de los manifestantes en un spot publicitario para limpiar la propia. Nos han tomado la medida, tuvieron siete décadas para aprenderlo. [CONTINUA...]

 


[1] La vorágine es tal que resulta inabarcable para nuestro entendimiento, por lo que casi todo acontecimiento violento se describe de manera general como narcoviolencia, aunque no siempre esté claro que lo sea, ni se pueda disociar de otros síntomas de descomposición del país.

 

1 2 3

 

Tags: , , ,


Acerca del Autor

Escribo sobre lo que me enoja, que son muchas cosas.



12 Comentarios en Conciencia de malos ciudadanos

  1. bealls promo says:

    Sunt toate faine. Cred california totusi cel no quick evidentemente bun mi s-a parut statusdetect. net. Parerea mea.

  2. It’s a great honor to read good quality content like you have written here. You have shown You are a talented writer by writing this article. You make persuasive comments that have changed my views.

  3. Party Invite! My daughters have been wanting to have a forest themed tea party…so these would be perfect.

  4. Tem como eu ver o mural de alguem que eu não tenho adicionado no meu facebook e que colocou nas configurações que só os amigos podem ver as atualizações e os posts dele?

  5. Cara, sendo um talento épico com tantos pré-requisitos eu achei que +4 está justo. Você pode diminuir pra +2 e manter acumulando ou impedir de acumular. São opções válidas também.

  6. La mejor idea es la última, si algun día tengo una enfermedad terminal juro que lo haré.

  7. Shelly you’re a slut bucket. When your karma comes for you I hope you can deal with it. Nobody gives a fuck if you don’t like summer and her family,matter of fact,we give Zero fucks. Since you’re so bad behind a computer screen why the fuck you don’t walk up to her or anyone in the family and state your case? Fucking pussy. Bitch I dare you. You’re a hoe and that’s what you’ll always be. Curtis and men like him would always use you bcos you’re cheap and don’t know your value. When ever you’re ready for us you know the address.

  8. Rare blog, with rich content and unique writing technique, you are bad, take a look at our things.

  9. I was able to find good information from your articles.

  10. You have observed very interesting points! ps decent site. “‘We’re always lucky,’ I said and like a fool I did not knock on wood.” by Ernest Hemingway.

  11. I together with my pals have already been looking at the good secrets and techniques on the blog and so unexpectedly got a horrible feeling I had not expressed respect to the website owner for those techniques. Most of the young boys are actually glad to study all of them and now have quite simply been taking advantage of those things. I appreciate you for turning out to be well kind and for figuring out some beneficial resources most people are really eager to know about. Our own honest regret for not expressing appreciation to sooner.

  12. Pingback: pax 3 box

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir Arriba ↑