Sociedad we_can_do_it___remastered_by_thedrifterwithin-d56rqh1

Publicado en Viernes 8 marzo, 2013 | por Ale Vergara

10

No me feliciten en el Día de la mujer

Como muchas personas tengo conflictos con los días de el/la (inserte aquí el sustantivo de su preferencia); el Día de la mujer no es una excepción. Y es que pareciera que la gente lo ha entendido todo mal: no falta, año con año, el sonso que me felicita un ocho de marzo por ser mujer y entonces yo me siento invadida con una sensación de ridículo muy similar a la que invade a los niños cuando cantan en las caricaturas: “¿por qué está pasando esto, diosito santo?, ya que se acabe”.

Creo que esta repugnancia al Día de la mujer responde a la costumbre que tienen muchas personas de dar por hecho que toda efeméride es un día para felicitar a alguien y aplaudirle: a las madres por ser madres, a los niños por ser niños, a la bandera por ser bandera y a las mujeres por ser mujeres. Yo no veo qué motivo de celebración haya en que mis cromosomas del par veintitrés sean XX y no XY: yo no hice nada para ello, fue una cuestión aleatoria que nadie ocasionó a conciencia. No me feliciten por lo que tengo entre las piernas porque me hacen sentir ridícula, gracias.

El Día de la mujer no es un día para felicitar o para celebrar: ¿qué sentido tendría celebrar la igualdad de género dándole un día a la mujer?, ¿si habláramos de celebrar la igualdad de género no debería haber un Día del hombre?,  o, mejor aún, ¿no sería inútil que existieran tales días ya que celebrar por género sólo hace evidente que no hay tal igualdad? Pero, insisto, la finalidad del Día de la mujer no es festiva o de celebración, sino de memoria y conciencia.

El ocho de marzo es el día que se eligió para recordar la lucha de la mujer para conseguir una igualdad de derechos con el hombre (lucha que, en muchos casos, todavía sigue) y para llamar la atención sobre cómo todavía hay mujeres que son objeto de discriminación y sufren atropellos a sus derechos más elementales por el simple hecho de ser mujeres. Es un día que, en teoría, debería hacer visibles a todas las mujeres que mueren por abortos realizados en la clandestinidad, a las que son víctimas de trata de personas, a las que son vendidas, a las mujeres que, además, pertenecen a minorías marginadas, a las que se mueren misteriosamente en Ciudad Juárez.  No es un día para felicitar, es un día para recordar una lucha y para hacer evidente que aún queda mucho camino por recorrer.

A decir verdad, nunca he entendido esa obsesión por enaltecer a la mujer (enaltecimiento que, hay que decirlo, es sólo discursivo y abre la brecha que hay entre la igualdad de género), por colocarla por encima de todo (de nuevo, discursivamente), por querer volverla un ser mítico con características preconcebidas: la mujer inocente, la mujer de desbordante sensualidad, la mujer abnegada y luchona. Sí, no dudo que haya mujeres con estas características, pero también hay hombres con ellas. Este falso enaltecimiento, me parece, sólo nos vuelve más cuadrados como sociedad, nos dicta un deber ser, nos dice cómo debemos ser las mujeres y condena a aquellas que se salen del molde al invisible y vulnerable lugar de lo diferente.

Sí, somos hombres o mujeres, pero, antes de todo eso, somos personas. Así que, déjenme recomendarles que este ocho de marzo y todos los que sigan, no feliciten a las mujeres sólo por ser mujeres, sino que más bien recuerden y tengan presentes a todas aquellas que viven situaciones que nadie debería vivir sólo por ser mujeres.

 
 

Tags: , ,


Acerca del Autor

Soy licenciada en Literatura y maestra en Teoría y Crítica literaria, también soy insomne. Nunca estoy hablando en serio; ni siquiera cuando hablo en serio. Me gusta mucho hacerle a la edición, pero me gusta más andarle haciendo al cuento.



10 Comentarios en No me feliciten en el Día de la mujer

  1. Jesús Solís says:

    No veo ninguna referencia a la canción de Arjona, “Mujeres”. >:(

  2. Creo que inconscientemente te felicitan por lo que no tienes entre la piernas. ;)

  3. Letty Vilchis says:

    Bien dicho Ale!! Amen!!

  4. Pingback: Lo Que Algunas Mujeres No Saben Del “Día Internacional de la Mujer” | El Sabanero X

  5. Hilmychu says:

    Totalmente de acuerdo contigo.. al fin alguien hizo un excelente comentario con el cual pude hacer catarsis!! EXCELENTE!!

  6. María Hernández says:

    Es que nosotros no celebramos la “igualdad” de género… lo que celebramos es la “equidad” de género… (totalmente diferente).

    Del mismo modo, en mi humilde opinión… que festejar el día de la mujer es el festejo por nuestras compatriotas de los años 60′s que vaya que lucharon por la equidad (que en ese entonces no existía); entonces es más como por celebración de algo “histórico” (como el día de la raza).

    Y creo que esta parte del texto: “A decir verdad, nunca he entendido esa obsesión por enaltecer a la mujer (enaltecimiento que, hay que decirlo, es sólo discursivo y abre la brecha que hay entre la igualdad de género), por colocarla por encima de todo (de nuevo, discursivamente)” Se explica con el sencillo hecho de que todos tenemos mamá y que (en su mayoría) la aman más que a cualquier otro ser existente en la tierra.

  7. Pingback: Revista Esnob | Autores, no autoridades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir Arriba ↑